Los herederos. Eugéne Buland. 1887. Museo de Bellas Artes, Burdeos.

Página personal de Avelina García Colmenero. Gracias por acompañarme un rato.
Aquí encontrarás lo que escribo, leo o pienso. No sé si tiene mucho interés para el mundo, pero ya que estás sé bienvenido.
Aquí se está bien.



martes, 25 de noviembre de 2014

UN POEMA MÍO QUE LE GUSTA A MI HIJO

CRIATURAS TENACES EN EL DESORDEN

“Y que el cantar que hoy cantas será apagado
un día por música de otras olas”

                                                        José Hierro
                                                                          
Miro mientras duermen.
Después, me retiro a los lugares que nos separan
cada  día. Me retiro, me aparto, convierto
mi existencia en el aire invisible
del que se alimentan.
Despido amablemente a sus amigos imaginarios,
quienes les enseñan nuevas palabras
que dan sentido al mundo
ancho y ajeno
de los telediarios
y de los deberes sin hacer.
Me despido hasta otro día
y apago la luz del pasillo.

Entonces rezo a la oscuridad,
espesura sin palabras
desde donde siempre acechas,
invierno cruel de la infancia,
y pido por ellos.
Doy gracias:
por las prisas de todas las mañanas,
por tantos desayunos derramados,
por sus lágrimas sin dolor y sin ternura.
regresarás cada noche y miraré tu rostro
sin miedo.

Déjalos aquí
anclados entre mis manos,
cada noche

mis criaturas tenaces en su desorden.

           


No hay comentarios: